jueves, 31 de julio de 2014

El muro de Argentin

A veces tengo un extraño sueño en el cual la eterna división entre los argentinos se ve finalmente consumada. Imagino un experimento similar al de la Alemania de la posguerra. Dos Estados independientes separados por un muro.

De un lado quedarían los patriotas progresistas disfrutando del Estado benefactor que protege a su pueblo del imperialismo y las corporaciones. Al otro lado nos iríamos los mezquinos vendepatria abandonados al salvaje mercado y condenados a las horribles consecuencias de procurar la seguridad jurídica y la austeridad fiscal.

En el "pan y queso" que elijan el lado que más les guste. Nosotros cantamos la Constitución de Alberdi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario